Por Adrián Caloca     |     @adrian_klok

 

BARCELONA.- Para muchos, la Final adelantada en esta edición de la Liga de Campeones fue la que vimos este miércoles en la cancha del Camp Nou, entre el Barcelona y el Liverpool, correspondiente a la ida de las semifinales y con victoria culé 3 goles a 0.

 

 

Sin una presión externa, ya que el fin de semana ganaron la Liga española, los blaugranas reaparecieron entre los mejores 4 del campeonato tras 4 años de no hacerlo (había caído en Cuartos de Final frente al Arsenal, Juventus y la Roma), y ello se vio reflejado en el campo, pues como están acostumbrados, lograron llevar el ritmo del encuentro a su favor.

El uruguayo Luis Suárez abrió el marcador, en el que es apenas su primer tanto en esta edición de la Champions. Posteriormente, el slogan de “noches mágicas” se hizo presente en los botines de Lionel Messi, que marcó doblete, terminando en la red defendida por el brasileño Alisson Becker.

 

 

Con ello, el astro argentino llega a 600 goles con la playera del Barcelona, por lo que la fiesta al final fue redonda. El próximo martes (7 de mayo) se jugará el encuentro de vuelta en Anfield, con la esperanza de que Jurgen Klopp y compañía, vuelvan a avanzar a la Final como el año pasado.

 

Deja un comentario